viernes, 21 de julio de 2017

Escalada Orpierre (Le Maitre de Danse)



Viva la ignorancia
La maldita-bendita curiosidad puede retorcer tu vida, también te puede dar mucho conocimiento, que a su vez implica mucha sed incontenible de saber, que a su vez implica mucha desilusión, ansiedad, agobio y a su vez mayor desconocimiento y perplejidad. La curiosidad por saber, pocas veces da satisfacciones, no se la puede parar hasta que te consume, luego, ya es casi siempre tarde, mejor sería ser ignorante y además saber ocultarlo. Decía Otega y Gasset que "el primer paso de la ignorancia es presumir de saber. El malvado descansa a veces, el necio jamás".
Una vez escuché , que es mejor ser el último listo en enterarte de algo, que ser el primer tonto en dar una noticia.




Le Maitre de Danse 5b

La vía: Preciosa vía, donde recordaremos la travesía como algo especial que marca el camino, no es difícil, pero si espectacular, una vìa cómoda y super bien equipada como todo lo que hay en Orpierre, no nos va a plantear situaciones incómodas, pero no nos dejará indiferentes.
Material: Doce cintas más reuniones.
Acceso: Desde el aparcamiento de Adrech, seguir las indicaciones y en 20 minutos estamos a pie de vía.
Descenso: Buscar unos peldaños de ferrata en la otra vertiente de la vía, están muy cerca, luego bajamos hasta el camino de vuelta al aparcamiento. 30 minutos.
Cordadas: 1ª Viki, Marga y Luis Polo,2ª Loli y Fernando.
Fotos: Viki y Marga



Arriba vemos la vía, fotografiada desde "La Masacre a la Debroussailleuse", tiene una pinta estupenda. Abajo vemos a Viki comenzando el primer largo, tiene el grado justo y es mu divertido.





Arriba, Marga en los primeros movimientos del primer largo, abajo Luis comenzando la famosa travesía.







En las fotos de arriba, vemos diferentes partes de la travesía. Vemos a Marga hacia la reunión, donde Luis la está asegurando. Abajo Viki desde la reunión contraria, donde está Loli y yo llegando al su reu.
Esta travesía no es difícil, está muy bien protegida, pero es espectacular, ya que pasa encima de una bóveda y la sensación de vacío es tremenda.





En las fotos de arriba, la travesía vista desde el otro lado. En las fotos de abajo, está Luis en el último largo, una placa enorme.




En las fotos de arriba, vemos a Marga llegando a la reu de salida, luego observa la progresión de Loli en ese largo. Más abajo Loli en plena faena para superar esta estética placa.





Arriba, felices como perdices, un día más con mis amigos, ¡que más se puede pedir!, para eso escalamos.
En este blog siempre habrá un lugar para la belleza natural, para la sensibilidad de las cosas bonitas y por supuesto, para los ojos que las miran.