sábado, 21 de julio de 2018

Escalada Calamés, La Roche Ronde (Penélope 105 m. 5C)





Creer

No te creas amigo, creer no es tan difícil, puede que con los años te plantees algunas dudas, pero con el amplio elenco de ofertas tienes bastante margen para creer. Si optas por los monoteístas, todos quieren la paz, la concordia entre todos los seres humanos; si claro, hay pequeñas diferencias de rito, que si el domingo unos, que si el sábado otros, que si esta carne si y esta no, puedes elegir entre varios, dependiendo de si te gusta beber o comer esto o aquello; algunas tienen una especie de lotería, son los milagros, que si tienes la suerte de que te toca, vas al cielo directamente y se te perdona todo, se suele saber por una luz cegadora seguida de un mensaje a la humanidad, esto  es normal en ese tipo de creencias, son dioses protectores, creadores y sobretodo redentores; otra cosa son los politeístas, tiene un dios para cada cosa y además entre ellos se llevan a matar.
Lo que le viene peor al ser humano, suelen ser las religiones sin dios (budismo), el budismo es un camino, que tu mismo te tienes que trabajar, no es una fe en un dios imaginario o alguna deidad ante quien entregas toda responsabilidad, es fe en el ser humano, por lo que te deja sin saber que hacer,  pues Buda dice que tienes que trabajar tu propia inteligencia para liberarte de toda servidumbre, ¡como mínimo te toca pensar!, lo cual da ventaja a las  monoteístas, pues te lo dan todo hecho y escrito para que lo puedas consultar y no desviarte.

¿Es el hombre un mero error de dios?¿O dios un mero error del hombre?-Nietzsche.



La escalada: A mi siempre me gustó la Roche Ronde, no es la primera vez que venimos aquí, el precioso bosque de acceso y las vistas desde la cima, dan un sentido especial a la vía. La escalada es mantenida en su grado con algún paso algo más apretado de lo normal. El primer largo es vertical pero lleno de cazos por todos lados, muy disfrutón, reunión colgada, vía muy bien equipada. Segundo largo (5b+) mantenido con un paso en la travesía a izquierdas un poco más apretado, hay que tener fe aquí, reunión más cómoda. Tercer largo (5b+) es vertical e igualmente mantenido, pero sin ningún paso raro, reunión en una amplia terraza desde donde hay un escape. Cuarto largo (5C), yo le daría un poquito más a ese paso, el secreto está en coger un agarre a la derecha y encima de la chapa (a la una en punto), donde hay que estirarse mucho, si lo haces al recto es 6A mínimo, una vez pasado se acaban los problemas.
Acceso: Al final del pueblo de Contrac encontramos un pequeño aparcamiento, desde aquí sale un camino de tierra que en unos trescientos metros se desvía a la izquierda, en unos veinte minutos encontraremos una especie de escalones de madera y un giro a la izquierda, en ese punto sale un camino a la derecha que en unos diez minutos nos deja a pie de vía. ¡Ojo! el acceso a la vía no se ve, hay que hacer una pequeña trepada, unas cuerdas anudadas indican el camino.
Descenso: Desde el final de la vía, sale un camino que en media hora nos devuelve al aparcamiento disfrutando de ese bosque.
Material: Nosotros llevamos trece cintas más reuniones.
Cordadas: Primero Marga y Luis Polo y en la segunda Viky, Loli y Fernando.


Arriba el aparcamiento del pequeño pueblo de Contrac y La Roche Ronde al fondo. Abajo el nombre puesto a pie de vía.





Arriba Loli en el disfrutón primer largo, vertical y con cazo. Abajo Marga en la primera reu, asegurando a Luis ya metido en el segundo largo.





Arriba Loli en la primera reu con Viki subiendo debajo de ella,en la siguiente foto ya vemos a Viki subiendo el segundo largo (reflejada en las gafas). En las fotos de abajo vemos a Loli aproximándose a la segunda reu.







Arriba vemos varias secuencias del tercer largo (5b+), vertical, mantenido, muy bonito y sin pasos raros. Abajo Viki llegando a la tercera reu.





Arriba vemos a Marga en el paso de 5C, enganchandose justo en el agarre "salvador", pero aún así hay que apretar para cogerlo. Abajo vemos a Viky chapando el paso y más abajo saliendo del paso.




Arriba Loli debajo del paso, que también esta fino, abajo llegando al paso.




Arriba la obligada foto de grupo, ya divirtiéndonos, como no podía ser de otra manera. Una vía muy bonita en un entorno precioso, como toda la zona de Calamés.